Entradas populares

lunes, 30 de junio de 2014

La Historia de Dos Amantes: Capítulo 11 Sección B: "El Gran Plan Parte 1: Déjame Ir "


Capítulo 11: "El Gran Plan Parte 1: Déjame Ir"


Misterioso Presidente de Radiactivo (Continación).

— ¡Escucharé  tu parte de la historia! —Necesito en verdad saber qué es lo que sucedió dentro del lugar. Es de vital importancia saberlo.

—Nunca lo haré. —Espeta diciéndolo directamente al unísono, pero con alguna que otra lagrima en sus ojos.

—Sólo tienes esa opción, yo te aconsejo que lo hagas. Tu sobrino es algo joven para morir. Además sabes que puedo hacer lo que yo quiera con sus restos. —Mi voz se puede volver tan intimidante y jovial cuando llega a su límite, o cuando quiere persuadir a cualquiera que se interponga en mis planes.

— ¿Crees que te voy a contar algo que podría significar mi propia muerte? ¡Prefiero morir ante la Orden del Suplicio a morir a manos de una sombra! —Su expresión cambia drásticamente, del tranquilo tío al deshonesto hombre que manipula a su hermano para saciarse con un incesto que le provoca éxtasis y alegría al momento. ¡Es un tipo tan desquiciado!

—Muy buena suposición, de hecho, aún no mataré al pequeño Osvaldo, lo necesito para continuar con mis planes. Pero también quiero saber qué es lo que sucedió dentro de la mansión. Quiero saber quiénes estaban allí dentro.  Tú debes saberlo. —Indico en un tono que me hace ver como un tirano.

—No diré nada, y esa es mi última palabra. —Su voz ya no es la misma, lo he quebrantado. Lo cual puedo notar con tan solo ver sus manos volverse puño.

—Salvador por favor necesito que prepares a nuestros invitados. Tenemos un juego muy divertido que hacer, y para ello necesitare de tus servicios como mi compañero de juego. ¡Los demás pueden regresar a sus tareas! —digo con una jovialidad perpetua.

Espero a qué todos se vayan y prosigo a salir de mi aposento. Observo detenidamente a mis invitados. La cara de estupefacción de Osvaldo y Richard es algo digno de ver. Puedo observar como tiemblan ante mi presencia. Los dos se ven tan galantes que parece que iban a salir a alguna fiesta. Lo que yo arruiné sin ninguna consideración. Salvador terminar de preparar a los invitados, mientras que yo sirvo ginebra para todos.

Los coloco en el centro de mesa, observo que la tomen y me dirijo al escritorio. Presiono uno de los botones. En ese momento todo comienza a moverse dentro del despacho. Las luces se apagan y comienza a bajar la temperatura. Después, las luces regresan y la temperatura se restablece.

Ya no estamos en el mismo lugar. Ahora estamos en mi laboratorio personal. Un lugar divido en varias secciones. La sección más importante es el cuarto de control de todo el lugar. Nadie sabe en sí cuál es su alcance. Sólo yo.

Nos encaminamos en uno de los pasillos que interconecta el panel central con el cuarto de juegos. Los invitados se ven muy a gusto con sus sillas que se mueven automáticamente. Llegamos al cuarto y rápidamente una voz virtual me hace la bienvenida a mí y a mis acompañantes.

— ¡Hola Dr. es un gusto volver a estar con usted! —Dice  en tono cordial y amigable.

— ¡Hola Leonard! Necesitaré que me ayudes a mostrarles algo a mis invitados. Quiero que conozcan un poco de historia. Pero nosotros les hablaremos de la verdad. Esa cruel verdad que todos nos han negado. Sabrán lo que nadie quiere que sepan. Les abriremos los ojos. —Observo a mí alrededor y miro la forma en que me observan: estupefactos.

—Dr. debo confirmarle que todo está listo. Sujétense todos partiremos en unos segundos.

De pronto, un estallido de fotones hace presencia ante nuestra vista. Un puñado de colores hace vibrar lo que antes fue el cuarto de juegos del laboratorio. Comenzamos con un tono rojo y terminamos con un cálido azul. Por consecuente, los estallidos comienzan a rodearnos provocando ligeros cosquilleos. Nuestras manos comienzan a ser intangibles. Dejamos de ser materia para convertirnos en energía y viajar hacía nuestro siguiente destino.

Los paneles de recepción son impresionantes y discrepantes a la vez. Todos ellos creados por mi intelecto. Unas maravillosas torres ubicadas justamente en el centro de Gloret. Después de nuestra materialización comenzamos a entrar a la habitación que nos espera con la ayuda del servicio de recepción. Viajar más rápido que la luz, es algo estresante pero bien lo vale.

La joven y tímida Mariam me lleva hacía la sala de estar. Observo detenidamente a mis invitados. Todos se deben sentir muy raros, no a diario se viaja de esta forma. Podrían haber muerto sino hubieran sido preparados antes. Muy pocas veces las personas se dan cuenta de lo que se les es dado. Algunas simplemente lo toman, otras objetan sus dudas pero de todas formas lo toman. Sin embargo siempre hay una minoría que lo rechaza. Lo cual desde el punto que lo quieras ver es simplemente la realidad.  Así sucede con esto, la mayor parte de la historia está llena de discrepancias. Sucesos que han encaminado a la sociedad a forjar un sistema del que nadie nunca podrá salir, hasta darse cuenta de que en realidad existe y forman parte de el sin ni siquiera saberlo. Generaciones han muerto queriendo derrocar algo que hasta el momento lo único que ha conseguido, es acabar con nuestra misma sociedad. De los tantos millones que éramos, ahora somos menos de diez por ciento de lo que aseguraban las ecuaciones apocalípticas de la superpoblación. 

Debemos ponernos a pensar que si esto sigue así, solamente acabaremos con nuestra propia especie. Y qué sucederá con la guerra que está por venir, ¿Será solamente una más en la historia? ¿Servirá de algo lo que se planea hacer? Esas y muchas otras preguntas son las que uno debe formularse cuando comienza a desarrollar un atentado contra cualquier ente. Porque donde hay guerra hay destrucción. Es un orden natural que impone la naturaleza. Todo tiene una causa y su respectivo efecto, para no decir consecuencia, ya que no siempre se trata de destrucción maligna. A veces, simplemente se tiene que ver el lado bueno de las cosas, el efecto puede ser benigno. Sólo basta con ver nuestros alrededores. Desde la última guerra mundial, el planeta se ha ido curando asimismo. La falta de humanos en algunas regiones ha provocado que la Tierra establezca diferentes estados de recuperación. En algunos sitios podemos encontrarnos con especies que en un tiempo pasado ya no existían. Podemos ver como el mismo planeta ocultaba cosas a los seres humanos. Ocultaba a las especies cuando estas estaban al borde de su destrucción, ocasionada por si misma o por un agente externo. Cosa que nos sucedió a nosotros los humanos. La avaricia, el egoísmo y la enemistad, por citar algunos de las tantas cualidades que tenemos los animales racionales. Todas estas depravaciones nos pusieron los unos contra los otros, y provocaron la muerte de muchos durante el periodo que duro la guerra.

La única manera que se encontró en ese momento fue apoderarse de los países que conservaban aún su gran biodiversidad y riqueza en recursos naturales: México y Brasil. Los únicos lugares que quedaban ilesos de algún daño como efecto de la guerra. Brasil adquirió protección de países europeos. Pero el querer ser el líder de ese nuevo territorio provocó un nuevo enfrentamiento, acabando con las riquezas que ofrecía todo el territorio de lo que quedaba de la Amazonia. Algunos europeos lograron huir de ahí a tiempo y refugiarse en México.

Tomo un poco de agua y me dispongo a continuar con la función que mis invitados están por presenciar.

— ¡Espero y todos se encuentren muy bien después de nuestro gran viaje!—digo para poder reiniciar nuestra conversación.

—No sé qué fue lo que nos hiciste ni qué nos harás, pero si de algo estoy seguro es que no te diré nada de información sobre lo ocurrido hoy. —Espeta Richard.

— ¡Pero yo sí lo haré y no me importa si estás o no de acuerdo!— Arremete Osvaldo ante la autoridad de su tío.

—Como les venía diciendo, yo solamente estoy aquí para que ustedes puedan tener un panorama más amplio de lo que es la libertad. No me vean como aquel ser oscuro, ególatra, megalómano que sólo piensa en sí mismo. Véanme como aquel hermano que se preocupa por su hermano menor, buscando siempre el mayor bienestar para él. Yo no soy su enemigo, pero bien podría serlo…

— ¡Cállate, a nadie engañas con ese discurso fabricado!— grita Richie impidiéndome terminar.

— ¡Deja de interrumpirme o comenzaré con algo de lo que después podremos arrepentirnos!— le digo sin vacilar.

—Está bien, lo haré con una única condición. —dice con tono de insatisfacción.

— ¿Qué es lo que quieres? ¿Alguna mujer antes de morir?  ¡No sé lo que sea pero dime que sucedió allí!— digo sin percatarme de mi desesperación por querer saber qué paso y quiénes estaban en el lugar de los hechos.

—Sólo quiero que mi sobrino no muera, sé que ese será mi destino. Pero el de él no. Te suplico que no lo mates, y lo dejes libre, y Yo te contaré todo lo que quieras saber. — me pide de rodillas.

Todos en la habitación se ponen serios, y observan con mucho detenimiento mi próxima jugada. Si hago lo que él me pide, pondré en riesgo mi plan. Pero si le digo que no, jamás sabré quiénes son las personas que interfirieron en el secuestro.

—Está bien, haré lo que me pides. Pero deberás contarme todo con gran lujo de detalle. — Creo que encontraré la forma de encargarme de este asunto más tarde.

—Antes que nada quiero que esto se firmé en un Evidenfy, y con una Fidelity para que esto quedé guardado, quiero que al final se la entregues a Osvaldo con copia dirigida a mi correo personal. — sentencia inmediatamente.

—Eso mismo haré. Mariam por favor llama a la Orden del Suplicio necesito que uno de sus abogados venga con un Evidenfy ya que no hemos necesitado de ellos desde hace mucho tiempo. Diles por favor que lo necesito urgentemente. —le digo y Mariam se marcha inmediatamente de la habitación con el demás equipo médico.

Lo último que quería hacer en esta ocasión era llamar a la Orden del Suplicio, ellos son muy brutales cuando se trata de hacer justicia. En este caso no sucederá nada puesto yo haré todo lo que acordaré en el contrato. No haré nada más de lo que establezca con Richard.

—Antes de que llegué el abogado con el Evidenfy, necesito que acordemos lo que irá inmerso en el acuerdo. —digo con seriedad.

—Como ya dije, sólo quiero que dejes vivir a mi sobrino. Y lo dejes en libertad. Yo firmaré si eso está ahí. Y cumplo con lo que te he contado. —Todo va de acuerdo al plan y eso me fascina.

—Está bien, mientras llega el documento les contaré algo sobre la historia de Gloret. Gloret como ya lo saben fue erigida sobre lo que fue Norteamérica, con el simple objetivo de preservar la especie humana y aquellas que se pudieran rescatar de tanta destrucción que azotó a la humanidad en el pasado. Los habitantes de Gloret comenzaron a obtener sus recursos de la riqueza verde que México tenía en esos momentos. Pero como siempre, hay personas que se creen con la autoridad de querer mandar, creen que por haber ayudado a la consolidación o haber sido los primero en fijarse en un territorio para subsistir, tiene el derecho de ser los gobernadores. Como no había alguien que dirigiera muchos quisieron serlo, y no les importo si tuvieran que eliminar a los oponentes en la sana democracia que el pueblo había optado para esta nueva república.  Hubo más desgracias después de las ya ocurridas. Las familias que hoy conocemos por vivir en las zonas más privilegiadas, no digo que todas, pero la mayoría de ellas son las que han estado en el poder, y han manejado la democracia de nuestra nación como se les antoja. Ya no hay el mismo número de muertos que anteriormente había. Eso es algo bueno, pero no lo es todo. —Tomo un poco de agua para poder seguir hablando con ellos.

—Pero si eso fue así, ¿Por qué nadie ha hecho algo al respecto?— dice el desconcertado Osvaldo.

—Te lo explicaré de una manera muy fácil: Si ha habido personas que sean dado cuenta de ello, y al ser un detonante de crisis en la corrupción de ese gobierno, la salida más fácil es eliminar a este ente. En cambio, te puedo decir que hay otros que deciden estar en las sombras para que no les ocurra esto. A veces es más fácil atacar sin ser visto, ser amigo de la penumbra tiene muy buenas ventajas. En la oscuridad es muy difícil ver sin las herramientas necesarias, pero si cuentas con ellas, es bastantemente fácil pero hay que ir con cuidado ya que muchos caminan en la oscuridad, pero no todos saben qué es real y qué no, lo es cuando te encuentras con otros que se esconden ahí. Puede haber personas que compartan tus mismos ideales pero habrá otras que no los tienen, y es ahí cuando sabes que las personas se manejan por intereses. Conoces la fraternidad, la lealtad o la hipocresía en muchos casos. — le digo con tanta naturalidad, que parezco Catedrático de Ciencias Sociales.

—Entonces, podríamos decir que la oscuridad es un arma de dos filos, ya que si no sabes andar por ella es fácil encontrar tu propia muerte. Pero si realmente sabes, es una gran forma de acabar con tus enemigos, al igual que para lograr tus cometidos. ¿O me equivocó? —termina de hablar el joven Osvaldo, que cada vez parece más interesado.

—De hecho, tú ya debes saber que tu tío presente aquí es alguien que sabe muy bien cómo moverse allí. Por mi parte, puedo decir que únicamente he estado allí cuando lo amerita, siendo muy precavido para no ser traicionado. —digo en un tono tan ameno que esto podría durar varias horas.

—Claro, ese es un muy buen ejemplo. Aunque yo quisiera saber que es lo qué tiene que ver mi familia en todo esto. —Dice Osvaldo, lo cual pensé que nunca haría.

—Para ello necesitaré que hacer unos cambios en la sala, espero no les molesté. — digo y me dirijo a un centro de control.

Presiono algunos botones, y como les había dicho a mis invitados, todo comienza a moverse y ahora todo el cuarto se cubierto de un tono parecido al del espacio exterior, no habría como describir tal sensación ni después de haber estado más de una vez dentro.

—Observen ante ustedes este lienzo en blanco. Aquí nos será revelado lo que quieres saber, en voz de uno de los caídos. —digo sin inmutarme.

— ¡Esto está espectacular! —Osvaldo dice sin preámbulo.

De extremo a extremo todo es de un color negro como el del espacio, pero esta oscuridad es visible. Tiene brillo en su interior como si fuera celestial. Se podría decir que es un lugar para poder meditar pues aunque parezca imposible, el silencio tiene sonido, la oscuridad es visible y los peligros en ella son falsos. De pronto, la oscuridad y todo en ella estalla, y de la nada una voz comienza a hablar:

“¡Hola a todos!, espero y todos se encuentren bien. Lo siguiente no lo vean como una clase de historia. Véanlo como un dato más para su cultura general. Hace algunos años, cuando todo el mundo se estaba preparando para las elecciones presidenciales. Ocurrieron algunos hechos muy importantes. El primero de ellos fue el descubrimiento de algunas áreas que se consideraban inhabitables. Que al poco tiempo los que tenían conocimiento de ellas fueron erradicados, sin que la sociedad supiera de ellas. Dejándolas a la merced de la naturaleza. Algunos creen que la sociedad rebelde al gobierno de Gloret, en ese momento conocida como Albedrio, fue la que calló a los que tenían conocimiento de ello.

En segundo lugar, tenemos la muerte de un candidato a la presidencia de Gloret. El cuál era el favorito para ganar la contienda. El informe emitido por el departamento de Justicia de Gloret dictaminó que fue un atentado de algún grupo de rebeldes, cuando en realidad su muerte se debió al uso de nanobots que se encargaron de matarlo causando muerte en las mitocondrias de las células del candidato. Por lo que se decidió crear un organismo con autonomía propia para que se encargará de ejercer verdadera justicia en el pueblo de Gloret, dado que muchas personas querían que no quedará impune el caso, dando así origen a la Orden del Suplicio. Este organismo como todos sabrán, no está del lado del gobierno ni del lado de los grupos de rebeldes que hay en la actualidad, su única función es que la justicia se vea reflejada no importando hacía que lado de la balanza se incliné. Si la guerra estallase este organismo estaría vigente al finalizar porque es neutral ante cuál de los dos grupos quedé como gobernante. Otra de sus tareas es vigilar mediante el dialogo tratados para que se pueda llevar a cabo una buena convivencia entre los ciudadanos respetando la ideología política que se tenga.

Y en tercer lugar, tenemos la creación de un organismo llamado Radiactivo, una empresa de alta tecnología que se encarga de crear las herramientas para que la naturaleza pueda recuperarse del daño ocurrido en el pasado. Además se encarga de crear lo necesario para que los demás sectores puedan realizar sus actividades diarias, para que Gloret sea un detonante para la población en cuanto se pueda volver a poblar el mundo entero.

Bueno, eso es lo que nos cuentan en los libros de historia. Lo que realmente ocurrió en la candidatura a la presidencia de ese año es lo siguiente:

Los lugares que se descubrieron como habitables, hoy en día son bases militares ocupadas por el gobierno para que en cualquier contingencia pueden hacer frente, y son muy listos quienes están al mando de ellas ya que las armas sólo se crean fuera de Gloret, porque dentro hay un estricto control por parte de la Orden del Suplicio.
Hablando de la Orden, ella si fue creada para impartir justicia imparcial pero también fue un intento para poder derrocar al gobierno, pero el dirigente que se escondía detrás de la fachada de candidato fue descubierto por alguien que aún está en las sombras. Es por ello que existe la Orden del Suplicio, y ésta es muy justa. Aunque sus castigos llegan a ser brutales a veces.

Y Radiactivo, no se fundó ese año, fue desde los inicios de Gloret, hasta se podría decir que estaba en las sombras desde antes de la edificación de Gloret. Muy poco se sabe de ella. Sólo se conoce el nombre de su actual presidente, Tristán Garret Stueff.  Un hombre muy conocido por su dedicación en cuanto a la creación de herramientas para el Gobierno de Gloret. Pero saben qué, no existe nadie con ese nombre, es únicamente un título para el diligente de la empresa (así se debe nombrar al diligente de la organización), ha habido muchos presidentes de Radiactivo. Es por esto que muchos piensan que Radiactivo está dirigida por el mismísimo Omar Astabaruaga, el contendiente que ganó la presidencia ese año.”

La narración se detiene, el efecto de cúpula espacial desaparece, y en la mirada de todos se muestra un tono de estupefacción.

—Ahora bien, sé que muchos de ustedes tendrán muchas dudas y querrán esclarecerlas pero antes, me informan que ha llegado el abogado e insiste en entregármelo personalmente. — digo mientras se abre una puerta.

Al entrar descubro rápidamente de quién se trata y por qué insistía en entregármelo el mismo. Uno de los abogados más rectos que conozco de la Orden. Santos.

— ¡Hola Doctor un honor volver a verlo! — dice cordialmente.

— ¡Hola Santos, gusto en verte! —respondo adecuadamente.

—Pero mira esto, así que aquí están los desparecidos y buscados por todo Gloret. Sabía que tu repentina llamada no era cualquier cosa. —contesta de forma convincente.

—No debiste haber venido, no estaba previsto esto. Así que deberías simplemente retirarte. —le espeto como reproche.

—Sabes que no te delataré, me importa muy poco lo que suceda. —insinúa sabiendo que está de más su comentario.

—A veces no entiendo a la Orden del Suplicio, no sé cómo rayos se basa para impartir justicia. —dice Osvaldo desde su rincón.

—Eso es muy sencillo, servimos tanto a la justicia como a la injusticia, siempre y cuando argumenten las razones necesarias para brindar nuestro apoyo. —responde Santos.

—Eso no es más que el intento de corregir algo que no tiene solución. Y bien lo saben. No pueden servir de ambos lados, o están con uno o con el otro. —Refuta Salvador desde su lugar.

—No sólo es eso, la Orden del Suplicio ha tomado más poder que el Presidente en algunos casos. Su autonomía lo hace intocable. —digo en tono aditivo al argumento de Salvador.

—En eso les creo, pero bien saben que no es el único sector que puede hacer eso en Gloret. Tecnología e Investigación, Moda Y Diseño, Educación, Salud y Desarrollo Social,  y  Gobierno, todos tienen muchas posibilidades de hacerlo mismo. Porque al igual que Justicia todas tienen autonomía, y la población de Gloret necesita de cada una. Así que sería descabellado pensar que Justicia está asociado con el Gobierno. — termina abruptamente dándonos la espalda.


Rápidamente saca un arma de su saco y dispara en dirección de Richard. Activo el protocolo de seguridad, pero es muy tarde. Richard murió por una herida de bala en el cabeza. Volteó a ver a Santos, y sólo observo un holograma desvanecerse. Y no es cualquier holograma, es un arma creada en este sector. Alguien dentro está en contra de Radiactivo.

Continuará en la sección C...

No hay comentarios:

Publicar un comentario